+34 91 521 10 80

El árbol de la sabiduría

La preciosa cera de carnauba se obtiene de la palma de carnauba brasileña y

recientemente ha renovado su popularidad. Las múltiples posibilidades de aplicación de cera natural y su libertar en cualquier fragancia ha contribuido a este desarrollo. La cera de estas nuevas hojas de palma es de color amarillo claro a verde y se utiliza, por ejemplo, como aditivo para lograr la consistencia necesaria y el brillo en ünguentos, cremas o barras de labios. Aproximadamente 300 años atrás, los indios de Trembé ya conocían las múltiples formas de usar la cera y nombraron a la palma que puede alcanzar una altura de 15 metros el “árbol de la sabiduría”. La importancia comercial de la palma de carnauba fue descubierta no antes de principios del s.XIX. Especialmente el tallo y la cera se convirtieron en éxitos de exportación.

Cosecha y extracción de la cera

La mayor parte de la cera de carnauba se obtiene de las hojas jóvenes de la palma. Las hojas se cubren con pequeñas escamas de cera como capa protectora para evitar la evaporación. Esta preciosa cera se obtiene raspando e hirviendo las hojas. Entre las ceras naturales, tiene el punto más alto en 85ºC aproximadamente. Es durante la estación seca. Desde Septiembre a Marzo, se cortan entre 6 y 8 hojas de palma y se deja secar y se contrae, lo que hace que las partículas de cera se suelten.

Posteriormente, las piezas de cera se recogen con una máquina. La clasificación de las hojas por edad predetermina los diferentes grados de color de la cera. Cuanto más viejas son las hojas, más oscuras son las ceras que se obtienen de ellas. Las hojas se secan y se derriban directamente en el lugar de la cosecha o se humedecen y se llevan a una fábrica para su procesamiento. Una palma de carnauba produce sólo 150 a 180 gr de cera al año, lo que equivale a 5gr de rendimiento de cera de 100gr de hoja de palma. En Europa, la cera se limpia y se blanquea con procedimientos especiales para producir una cera de carnauba libre de suciedad y agua.

Es AURO, utilizamos la cera carnauba en productos de limpieza, cuidado y mantenimiento. Debido a su dureza particular, tiene mayores prestaciones en cuanto a dureza que las ceras más suaves y aporta un brillo hermoso a muebles y pisos.

 

Por otro lado: la palma de carnauba es particularmente resistente a las influencias medioambientales. Las hojas vuelven a crecer constantemente y se asegura una obtención permanente de la cera. La palma no sufre durante la cosecha de la cera, por lo que se trata de una producción realmente sostenible y ecológica compatible de materia prima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: