Planta de Ricino

Aceite de ricino

Un aceite con muchas propiedades

 

Este aceite ya se conoce desde la antigüedad y originariamente nativo de los trópicos etíopes. En el antiguo Egipto, el aceite de ricino sirvió como remedio y como aceite para las lámparas de aceite. El aceite es viscoso y de un color amarillo claro, su sabor es suave pero desagradable. El aceite se obtiene del arbusto de ricino, también conocido como “la palma de Cristo”. El origen exacto de este último nombre no está claro aunque se menciona en la Biblia. La fruta son unas cápsulas marrón rojizas con pinchos suaves y contienen unas semillas en forma de frijol.

Aceite ricino
Aceite ricino

El aceite puede utilizarse para muchos fines, pero tiene una particular importancia en la medina. Sus ingredientes tan valiosos los hacen adecuados para muchos fines, desde lubricantes para motores, aglutinantes en lacas o pinturas, o en productos de cosmética. Entre muchas áreas de medicina o cosmética se incluye laxantes, anti cicatrices o antiarrugas, barras labiales o acondicionadores de cabello.

Hoy en día, el aceite de palma se cultiva en zonas subtropicales. Bajo condiciones óptimas, la planta alcanza un crecimiento de 5 metros de 3 a 4 meses. En clima tropical, puede alcanzar, después de varios años, una altura de hasta 13 metros y forma un tallo lignificado.

A diferencia de la ricina venenosa que está contenida en la capa de la semilla, el aceite de ricino es inofensivo. El veneno no es liposoluble y permanece en los residuos después del prensado de las semillas. Después de que el aceite de ricino se deshidrate y se hierva se vuelve espeso, en AURO se utiliza como agentes aglutinantes para productos tanto aceites limpieza, cuidado y mantenimiento, aceites y ceras.

 

Estos son algunos de los productos de AURO que contienen aceite de ricino: